Mensaje de Nuestro Gran Maestro

Mensaje de nuestro Gran Maestro

Santiago de Chile Diciembre 2015

A todas las Logias de la Gran Logia Autónoma de Chile

A todos los miembros del Supremo Capítulo Arco Real de Chile

A todas las Grandes Logias, Orientes y Logias, Nacionales y Extranjeras en Relación de Amistad.

A todos los QQ.HH. Aprendices, Compañeros y Maestros

A todos los Masones que la presente vieren.

En este periodo de adviento de la Navidad, reciban de parte de este G.M, mi querida Marcela y todos los Grandes Oficiales un fraternal saludo pleno de amor y nuestros claros deseos de unión familiar y transformación espiritual, con la esperanza que sientan que no les olvidamos y que siempre estarán presentes en nuestras oraciones.

Recordemos y practiquemos las virtud primordiales de la Gran Logia Autónoma de Chile, como lo son la Fe, la Esperanza y la Caridad, que a mi modesto entender, son la clave del éxito entre los masones, especialmente la Caridad que es la más bienhechora de las virtudes, la que convierte nuestra imagen en la de fieles y verdaderos masones que mueven la tierra y su contenido. Demostremos al mundo que una parte divina nos anima el alma espiritual, atributo intangible que se mueve en pensamientos, palabras y obras, demostrándonos la presencia del Supremo Hacedor incorporado en la arquitectura de nuestro cuerpo físico.

Es momento de unir nuestros pensamientos por que las cosas sigan mejorando, para los que tienen menos en lo espiritual y material que nosotros y sufren en el mundo la triste realidad de la pobreza, el hambre y la desolación del espíritu, sepan sobreponerse a sus aflicciones. Oremos por que la misericordia de Dios nos permita el renacer de la Navidad en nuestros corazones, la reconciliación y la paz interior de la esperanza.

Juntos contribuyamos a mitigar el dolor de la humanidad dando parte de lo nuestro, un consejo, un abrazo, un simple regalo que sostenga la ilusión de la Navidad, una visita a un ser en soledad, cualquier intención no retornara en vano y nos hará mejores personas.

Gracias mis Queridos Hermanos, por el esfuerzo que ha permitido calmar al implacable enemigo de la ignorancia, la superstición y la ambición, sigamos perseverando con Celo, Fervor y Constancia en todo aquello que ha sostenido, sostiene y sostendrá la estructura material e inmaterial de nuestra Gran Logia Autónoma, por encima de rumores, dogmatismos, envidias o como quieran atreverse a llamarla, sin saber el porqué, el cuándo, ni dónde, menos el origen de su vigencia. Hermanos míos, abramos nuestros corazones para dimensionar todo el bien que podemos hacer y lo hagamos sin esperar nada a cambio. Estas fiestas de fin de año son el momento preciso para dar gracias por un nuevo día, por la esperanza, por el perdón, por la sonrisa como muestra de ser felices.

Sabemos que Justicia, el Honor y la Verdad, son atributos que nos permiten conducir nuestros pasos, no olvidemos que somos fruto de un aciago pasado, pero sobre todo de un presente bien vivido y un futuro prometedor, que nos permite estar dentro de un clima de Universalidad, Tolerancia y Respeto por los demás.

Les deseo una feliz navidad y un próspero año nuevo además de un sincero reconocimiento por la lealtad demostrada.

Pedro Antonio Morales Segura

Gran Maestro Gran Logia Autómoma de Chile

Volver